3 de enero de 2012


Sabina decía que el amor cuando no muere mata, porque amores que matan nunca mueren.
Cuando la confianza se rompe una vez, no te quieres creer lo que te cuentan las películas americanas, las de actores malos y guiones pésimos; y es real, cerrar los ojos y dejarse llevar. Que el corazón va delante y la razón detrás del último de la fila. Después te vuelves a romper en mil pedacitos, te sientes el ser más insignificante e idiota del planeta, te torturas y luego, mucho tiempo después, cuando ya estás partido del todo, decides que la culpa no es tuya. Pero es tarde, y ya más que confiar, desconfías y hasta que no te caes una vez más -porque a la tercera siempre va la vencida- no te das cuenta de que el sentimiento siempre va pegado al primero de la fila, y la razón es como el marginado de la clase, el de las gafas de pasta que se sienta en la mesa que está delante de la del profesor.



También es cierto que nunca se olvida, solo se cambia de lugar en la memoria. Mejor quedarse con lo bueno.

5 comentarios:

  1. Creo que me he leido tu blog en una noche de esas de insonmio.
    sólo te diré que me encantas!
    un beso muy grande!

    ResponderEliminar
  2. Me encanta esa frase de Sabina, muy cierto todo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. me encantado todo, sabina que es un genio, esa cancionaza de los piratas y el texto en si que lo de romperse una y otra vez me recuerda a mi bastante

    un beso! :)

    ResponderEliminar
  4. Hola,preciosas y profundas letras van desnudando placidamente la pura y genuina belleza agreste de este blog,si te va la palabra encadenada, la poesía, te espero en el mio,será un placer,es,
    http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
    gracias, buen día, besos numantinos...

    ResponderEliminar