25 de febrero de 2012

La cárcel con mayor número de barrotes y sin rejas que limar se llama tiempo. Te aprieta, te ahoga y te va consumiendo acorde pasan los segundos, los minutos y las horas. Esclavo del reloj, vives con prisa.

Rompe los barrotes uno a uno, el límite es el cielo.

2 comentarios:

  1. totalmente de acuerdo, solo que contra el tiempo yo creo que poco se puede hacer

    un beso! :)

    ResponderEliminar